Hormigas

Las consecuencias principales asociadas a las hormigas domiciliarias son, por un lado, la contaminación que generan al circular por baños, jardines, tachos de basura, dormitorios, mesadas de cocinas, etcétera; y por otro, los efectos que causan los productos para combatirlas que, en algunos casos, son muy nocivos para las personas que los emplean. “Muchas veces el insecticida que se utiliza en el ambiente es más peligroso para las personas que el efecto que puede tener sobre la propia hormiga” .

Daños:

Algunas especies de hormigas son consideradas plagas. Con lo cual, debido a la naturaleza adaptativa de sus colonias, eliminarlas por completo es casi imposible. Por lo tanto, la gestión de plagas se centra en controlar las poblaciones locales, en lugar de intentar eliminar una colonia entera. En conclusión, la mayor parte de las tentativas para su control son soluciones temporales.
Entre las especies con la consideración de plagas se encuentran:

  • Tetramorium caespitum
  • Anoplolepis gracilipes
  • Camponotus consobrinus
  • Monomorium pharaonis
  • Linepithema humile
  • Tapinoma sessile
  • Solenopsis invicta
  • Myrmica rubra

Estos insectos pueden producir reacciones en las personas a través de sus picaduras, no inmunológicas  e inmunológicas, conocidas mayormente como reacciones alérgicas.

Las reacciones no inmunológicas son respuestas del organismo de las personas a las sustancias emitidas por el veneno del insecto, que pueden aparecer entre las 24 y 48 horas después de la mordedura, y representar una simple inflamación alrededor de la misma y con un dolor tolerable, representando un cuadro leve en la mayoría de los casos.

Por su parte las reacciones alérgicas en algunos casos pueden ser graves e incluso hasta mortales, pueden llegar a ocasionar hinchazón, picazón y dolor en la zona afectada por la picadura, al igual que estos síntomas se pueden generalizar en todo el cuerpo de la persona afectada. 

¿Qué condiciones son favorables para el desarrollo de las hormigas?
La mayoría de las hormigas se alimentan de toda clase de alimentos, básicamente de carnes, vegetales, néctar de flores y de secreciones azucaradas producidas por otros insectos.

Las hormigas hacen nidos en donde se encuentra alimento disponible. Se aprecian en las temporadas de mayor temperatura como primavera y verano.

¿Qué enfermedades transmiten las hormigas?
Aunque no se les atribuye la transmisión de gérmenes causantes de enfermedades, pueden transmitir bacterias que pueden causar desde diarreas infecciosas hasta infecciones urinarias.

¿Cómo se provoca el contagio de enfermedades de las hormigas a los seres humanos?
De tanto deambular de allá para acá buscando alimento, las hormigas domésticas se pasean sin distinción por basureros, baños, almacenes, cocinas, dormitorios por lo que en sus patas quedan adheridos gérmenes que transmite de un lugar a otro pudiendo provocar enfermedades.