Sectores

  • Hostelería.
  • Comercios.
  • Hoteles.
  • Particulares.
  • Educación.
  • Sistema Sanitario.
  • Administración de Fincas.
  • Empresas.
  • Administración Pública.
Plagas frecuentes en hostelería

El sector de la hostelería, debido a condiciones que ya hemos mencionado (estructurales, ambientales, etc.), tiene más incidencia de determinado tipo de plagas. Las más habituales suelen ser las plagas de cucarachas (principalmente cucaracha rubia o Blatella germánica), roedores (principalmente rata de cloaca o Ratus norvegicus) y hormigas.

A la hora de seleccionar una empresa experta que se encargue del control de las plagas en hoteles y restaurantes, recomendamos hacer las siguientes comprobaciones:

La empresa tiene que estar inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Plaguicidas / Biocidas.·

El personal técnico debe estar capacitado oficialmente como especialista.·

Los productos utilizados deben estar registrados y autorizados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Control de plagas en Comercios

En los comercios la higiene y el control de plagas deben ser siempre una prioridad.  La realidad es que el sector de los comercios es un sector que por distintas condiciones, tanto ambientales, como estructurales favorecen la aparición de distintas plagas. Una de las más frecuentes es la de los roedores. La rata de cloaca es la que mayor grado de contaminación genera por lo que es la más peligrosa. El hecho de que sea la rata con la que mayor cuidado debemos tener reside en que este tipo de roedor desde que nace se desarrolla en condiciones insalubres pudiendo portar numerosas bacterias nocivas y enfermedades.

El ratón doméstico es el segundo con mayor relevancia cuando se trata de combatir una plaga. Estos ratones, aunque también generan contaminación, lo hacen en menor medida que la rata de cloaca y sus efectos no suelen ser tan drásticos. Aun así, una infestación de este tipo de roedores puede extenderse rápidamente y en corto plazo generarnos un buen quebradero de cabeza por lo que es mejor mantener nuestro local bien protegido.

Control de plagas en Viviendas particulares

Recomendamos a los propietarios de viviendas particulares, ser extremadamente exigentes a la hora de elegir a los profesionales y a las compañías de control de plagas, también llamadas de servicios biocidas.Se debe establecer un adecuado plan de limpieza e higienización para prevenir la aparición de especies nocivas para la salud.Las empresas que se dedican al sector DDD (Desratización, Desinsectación y Desinfección) llevan a cabo una actividad indispensable para la sociedad, al mantener en niveles sanitariamente aceptables aquellas especies que deterioran la salud pública, el bienestar de los ciudadanos y la calidad del medio ambiente. Así, dado que es imposible eliminar de nuestro entorno a estos microorganismos, insectos y roedores, se hace necesaria la existencia de profesionales que aseguren el mantenimiento de la salud ambiental y la salud pública, mediante un control efectivo y eficaz de las plagas que nos rodean.

Control de plagas en centros educativos

Roedores: Ratas y ratones crean madrigueras en los arbustos del patio de los centros educativos, cerca de edificios y de alcantarillas. En los meses más fríos desplazan las madrigueras hasta los edificios para poder encontrar alimentos y un cobijo más cálido. Suelen rondar cubos de basura, y papeleras donde se encuentran restos de alimentos, por lo que desde Control de Plagas Martinez para tener un control de plagas en el sector educativo correcto, se recomienda utilizar contenedores y papeleras habilitadas con tapa, para estar el máximo tiempo cerrados, además de todos los días retirar los restos y limpiarlos cada cierto tiempo..

Hormigas:  Tal vez la más común y numerosa. Al tener los centros educativos zonas con plantas y al aire libre, las hormigas se mueven con total libertad. Los problemas vienen cuando estas se desplazan hasta los comedores o cocinas, en busca de alimentos. A pesar de que no transmiten enfermedades, no es higiénico tener una marabunta de hormigas moviéndose a su antojo por el centro, por lo que hay que tener un plan específico para el control de esta plaga en el sector educativo.

Cucarachas:  La pesadilla de cualquier centro educativo es tener una invasión de este insecto tan desagradable. Los que más abundan en este tipo de centros son las cucarachas germánicas  y las cucarachas americanas.  Al igual que las ratas y ratones tienen como característica principal que la plaga se multiplica y extiende muy rápidamente sobre todo cuando empieza el buen tiempo, en primavera. Las cucarachas necesitan lugares con agua para mantenerse, y oscuros para poder esconderse y por ello cocinas y baños son los lugares predilectos de este insecto. El peligro de sufrir esta plaga en un colegio es por la cantidad de bacterias y enfermedades graves que portan, y dejan sin que se puedan encontrar rastros en los alimentos. 

Avispas:  Es un problema que afecta a los centros educativos cuando empieza el buen tiempo. En primavera las avispas terminan su hibernación y empiezan a trabajar para diseñar y construir los nuevos avisperos en salientes de las ventanas y paredes, árboles por lo que los niños tienen el primer problema de proximidad. Además, se suelen tener preferencia por bebidas y jugos fuertes y dulzones, como los que hay en los posos de cubos de basuras, por lo que advertimos que para tener un buen control de plagas en el sector educativo, estos deberían estar fuera del alcance de los niños.

Control de plagas en centros sanitarios

Los centros sanitarios son objeto de rigurosas exigencias y altos estándares de higiene y limpieza, lo que obviamente incluye al sector de las plagas.Estos altos estándares de sanidad son los que hacen que, solo una empresa con la experiencia y el personal cualificado sea capaz de ofrecer el mejor servicio a hospitales, clínicas y farmacias, y que pueda garantizar que su centro permanezca libre de los peligros que acarrean las plagas.Las consecuencias higiénicas y sanitarias de las plagas, normalmente ya de por si importantes, se multiplican considerablemente en el sector sanitario, debido a la especial vulnerabilidad de los pacientes que frecuentan estos centros.

Las plagas más comunes en las oficinas son:

Roedores – Son muy peligrosas para las oficinas. Roen todo lo que pueden encontrar a su paso: cables, madera, papel. Esto puede perjudicar al equipo informático, documentación ó mobiliario.

Insectos xilófagos – Carcomas y Termitas. Su base alimenticia es la madera o papel, todo lo que contiene celulosa. Infestan pilares de madera, suelo de parquet natural, folios de papel, documentación, libros, etc.

Cucarachas – Creemos que no tiene nada que ver entre la oficina y la plaga de cucarachas. Tenemos costumbre de que la cucaracha es la plaga de la industria alimentaria, pero no es así. La cucaracha americana  accede con facilidad a la oficina desde el sistema de alcantarillado cuando busca un refugio dentro. La cucaracha alemana viene de otros lugares infestados por el olor de la comida o restos orgánicos que se quedan después de que los empleados desayunen o tomen café en la zona de descanso.

Control de plagas en Fincas

Nuestro trabajo es también eliminar plagas y realizar tratamientos de control de las mismas en comunidades de vecinos y zonas comunes, donde, para la adecuada convivencia de todos los vecinos es importante que no tengamos visitantes no deseados, ya que en los bloques de pisos o casas viven personas que se pueden ver francamente afectadas por la presencia de insectos o bien otros animales.El correcto control de las plagas en comunidades de vecinos es muy importante, puesto que, si hay cucarachas o roedores en las zonas comunes, es más que probable que de estas zonas comunes como pueden ser pasillos, escaleras, cuartillos de limpieza o de luz, sótanos o garajes, pasen de ellas al interior de las viviendas, además del daño (en el caso de los roedores) que pueden provocar en cables o revestimientos, pues sus afilados dientes les permiten roerlo y morderlo casi todo.

Plagas más comunes en ciudades y pueblos:


Las palomas silvestres son unas de las plagas más comunes en los pueblos y ciudades. A pesar de que es un animal domesticado por algunas personas, este pájaro en libertad es dañino para personas y edificios. Cuando hay plagas de palomas en una localidad, estas son un peligro para los elementos metálicos y  arquitectónicos, por la gran cantidad de defecaciones que producen. Además, también causa problemas en las zonas verdes, ya que podrían terminar con ellas. Las defecaciones de estos animales, además de hacer destrozos arquitectónicos ya que sus nidos los construyen preferentemente en campanarios, son tóxicas para los humanos, ya que transmiten una larga lista de enfermedades. Además las palomas también son portadoras de piojos y pulgas, tanto en sus alas como en sus nidos. Por ello el control de plagas en la Administración Pública es fundamental para reducir los daños a los edificios públicos.

Las ratas y los ratones son plagas comunes tanto en ciudades como en localidades rurales. Las plagas de roedores son peligrosas para el buen estado de edificaciones ya que esos animales tienen uñas y dientes que les permite roer cualquier material, y al hacer madrigueras en los cimientos, pueden causar daños, además de en los conductos de agua y electricidad.

 Las chinches de cama no son insectos que causen graves enfermedades, aunque si son desagradables, por el olor que provocan en la ropa, y el desperfecto que pueden causar en el mobiliario, y por las picaduras, ya que se alimentan principalmente de la sangre de los humanos. 

Cucarachas: en la Península se encuentran tres tipos diferentes de cucarachas, la cucaracha americana, la cucaracha oriental y la cucaracha germánica. Estos insectos además de causar rechazo, son algunos de los más peligrosos, por la capacidad de infectar alimentos con la variedad de virus y bacterias que portan.